jueves, 24 de julio de 2008

Hacia una nueva concepción Educativa

Hacia una nueva concepción Educativa

Tomando el ejemplo que Bourdieu propone sobre el "juego", en el que los jugadores, una vez que han interiorizado sus reglas, actúan conforme a ellas sin reflexionar sobre las mismas ni cuestionárselas. De alguna forma, se ponen al servicio del propio juego en sí.
Esa interiorización y automatismo de las reglas de juego, que son las que determinan la capacidad de acción de los jugadores, se corresponden con ese "cuerpo socializado", con el habitus generado en los diversos campos sociales.
El propósito final de la sociología de Pierre Bourdieu sería la deducción de las reglas del juego partiendo de las acciones observables de los jugadores. El sociólogo tendría primero que determinar que tras ciertas acciones se esconde algún tipo de juego; tendría que establecer quiénes son los que están jugando; cuál es el espacio en el que se desarrolla ese posible juego (campo) y, una vez establecidas todas estas cosas, deducir de las acciones qué tipo de juego es el que practican. El juego es el conjunto de todo: acciones posibles, reglas, jugadores, beneficios que obtienen, estrategias para conseguirlos, terreno, etc.
En el campo de la educación, el habitus en los actores sociales juega un rol fundamental, debido a que este habitus forma parte de la concreciòn de un proceso de construcciòn en un detrminado lapso de tiempo. Este juego que presta a la reflexion no puede ser desarrollado en un contexto aulico ostil, no solo por el desarrollo de los alumnos con problemas de conducta y aprendizaje, sino porque el planteo organizativo, el espacio y los recursos materiales del aula son limitados, en el caso de música son escasos o no existen, el alumno se familiariza con el espacio aulico por repetición, artazgo, obligación, con una superpoblacion de educandos.
A menudo y como dice Philip Jackson, “es en las aulas donde los alumnos gozan de una considerable libertad para desplazarse durante el trabajo individual y en los periodos de estudio, el propio profesor se convierte a menudo en centro de pequeños grupos de alumnos que aguardan”, en aulas diseñadas con un concepto que se aleja radicalmente de la construcción del conocimiento, que las teorías pedagogicas pregonan.
Los sujetos en el aula no se sociabilizan sino que se individualizan en grupo, tiende al éxito aulico aquel alumno que aprende a evadir el contacto directo, tanto con el profesor como con los compañeros y para sitar de nuevo a Jackson “es comun encontrar en el aula de los primeros grados a chicos sentados frente a frente en torno a una mesa y al mismo tiempo se les exije que no se comuniquen entre si, estos pequeños deberan aprender a estar solos en el seno de una masa si pretenden triunfar”, se debe destacar que a partir del quinto grado las aulas van sufriendo pequeñas modificaciones, los niños van siendo de a poco orientados hacia el pizzarron, desaparecen los bancos compartidos, y se van marcando las tendencias individualistas, y ya en el secundario los bancos estan todos perfectamente organizados hacia la autoridad.
Sin profundizar mas en este tema se puede idealizar una realidad alternativa, cambiando desde la raíz al problema real de la educación, esta educación que fue propuesta por la sociedad industrial , ávida de mano de obra, de personas que se dedicaran a formar parte de un tremendo engranaje de una aun mas tremenda maquinaria que nos lleva al eterno condicionamiento. La educación es impartida por escuelas que tienen la responsabilidad de mantener al sistema educativo “exitoso” para la sociedad que lo mantiene. Quiza puede elucubrarse una escuela distinta, pensada desde las bases de un conocimiento nuevo que se nutra de las teorias emergentes de la misma sociedad que la contiene, esta escuela estaría a merced de la misma sociedad. En el caso puntual de música, como pilar generador de una escuela distinta, ella no puede ser individualista, la música no es individual, los individuos utilizan la música para comunicarse entre si, para sociabilizar, para unir, las sociedades se divierten, se relacionan, pero tambien pueden crecer con la música, pueden tener estándares mas grandes de percepción. Para que tengan éxito todas las teorias pedagogicas, necesariamente el sistema debe mutar, la educación debe ser planteada como una integral búsqueda del crecimiento interior y como un puente de manifestación de ese interior hacia la sociedad que reclama el cambio y crecimiento constante. Esta mutación no sera posible si antes no se destruye el concepto basico del porque existe la escuela, concepto industrial, y se plantea una escuela social real, regional, y a partir de ahí la sociedad toda a través de los docentes, lograrian una educación que llene las expectativas que esta sociedad tiene realmente en el plano de el todo y no solo de unos pocos necios que solo quieren mantenerce arriba de la pirámide social.

No hay comentarios: